leucemia crónica

Leucemia Crónica: Síntomas, Causas y Tratamiento

La leucemia crónica es un tipo de cáncer de la sangre que se desarrolla de forma lenta y progresiva, afectando principalmente a los adultos mayores. A diferencia de la leucemia aguda, donde las células cancerosas se multiplican rápidamente, en la leucemia crónica.

las células anormales se acumulan gradualmente en la médula ósea y la sangre. Los dos tipos más comunes son la leucemia linfocítica crónica (LLC) y la leucemia mieloide crónica (LMC).

 

Síntomas

Los síntomas de la leucemia crónica pueden ser sutiles y desarrollarse lentamente con el tiempo. Los síntomas más comunes son los siguientes:

  1. Fatiga y debilidad: Una sensación persistente de cansancio que no mejora con el descanso.
  2. Pérdida de peso inexplicable: Baja de peso rapidamentes sin hacer dieta o ejercicio.
  3. Sudoración nocturna: Sudoraciones excesivas durante la noche.
  4. Fiebre y escalofríos: Episodios recurrentes de fiebre sin una causa aparente.
  5. Infecciones frecuentes: eso se debe a la debilidad del sistema inmunológico.
  6. Dolor o sensación de plenitud debajo de las costillas: Causado por el agrandamiento del bazo.
  7. Sangrado y moretones fáciles: Pueden aparecer manchas púrpuras o rojas en la piel.
  8. Dolor en los huesos y las articulaciones: Especialmente en los huesos largos y las articulaciones grandes.

 

Causas

La causa exacta de la leucemia crónica no se conoce completamente, pero se han identificado varios factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad de desarrollarla:

  • Factores genéticos: Alteraciones o mutaciones en ciertos genes pueden predisponer a una persona a desarrollar leucemia crónica.
  • Exposición a radiaciones: Las personas expuestas a altos niveles de radiación, como los sobrevivientes de accidentes nucleares, tienen un mayor riesgo.
  • Productos químicos: La exposición prolongada a ciertos químicos, como el benceno, se ha relacionado con un mayor riesgo de leucemia.
  • Trastornos hematológicos previos: Algunas condiciones sanguíneas pueden evolucionar hacia leucemia crónica.
  • Edad y sexo: La leucemia crónica es más común en adultos mayores y se presenta con mayor frecuencia en hombres que en mujeres.

 

Tratamiento de la leucemia crónica

El tratamiento puede varíal según el tipo específico, la etapa de la enfermedad, y la salud general del paciente. Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Vigilancia activa: En casos donde la enfermedad progresa lentamente y no presenta síntomas graves, se puede optar por monitorear de cerca sin tratamiento inmediato.
  • Quimioterapia: se hace con medicamentos para eliminar las células afectada o cancerosas, y poder detener el crecimiento.
  • Terapia dirigida: Emplea fármacos que atacan específicamente ciertas proteínas o genes involucrados en la proliferación de las células leucémicas.
  • Inmunoterapia: Potencia el sistema inmunológico del paciente para combatir el cáncer.
  • Trasplante de células madre: Puede ser una opción para pacientes más jóvenes o aquellos con una progresión más agresiva de la enfermedad, reemplazando las células madre defectuosas por células sanas.

En conclusión, es una enfermedad compleja que requiere un diagnóstico preciso y un enfoque de tratamiento personalizado. La detección temprana y el manejo adecuado pueden mejorar significativamente la calidad de vida del paciente y los resultados a largo plazo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *