pulmones

Síntomas de pulmones enfermos

La tos intensa es el primer signo de alarma que indica que los pulmones pueden estar enfrentando una enfermedad. también hay que prestar atención al contenido que se expulsa al toser, cuando la tos es producida por el cáncer.

El moco expulsado puede ir acompañado de sangre y tener un color similar al óxido, se conoce como hemoptisis y suele verse junto a la tos persistente en los casos más avanzados de la enfermedad.

 

Dificultad para tragar

La dificultad para tragar alimentos o líquidos también puede ser signo de cáncer en los pulmones, y quienes lo sufren expresa sentir que la comida permanece atascada en su camino al estómago. Se produce cuando los tumores cancerígenos o los ganglios linfáticos inflamados de la vía respiratoria presionan el estómago, causando una desagradable sensación de ahogo, y fácil de identificar.

 

Dolor torácico

La tos intensa y constante que produce el cáncer en los pulmones se ve comúnmente acompañada por dolor en el pecho, el cual puede extenderse a lo largo de todo el tórax, afectando la espalda y los hombros.

Este dolor es producido por nódulos linfáticos inflamados en respuesta al cáncer, o en casos más graves, por metástasis de este a todo el tórax, y puede ser agudo y constante. Además, puede sentirse en todo el pecho o solo en una zona específica.

 

Disminución del apetito

Un síntoma importante de las enfermedades sistémicas graves como el cáncer, es la pérdida de apetito, la cual empeora discretamente la condición del paciente al hacer que reduzca el consumo de nutrientes, que le dan energía al cuerpo para combatir la enfermedad. así que, si empiezas a saltarse las comidas de manera frecuente, tu organismo podría estar en más peligro del que crees.

 

Pérdida de peso

La pérdida de peso es una consecuencia directa de la disminución del apetito que produce el cáncer, y es considerada una forma de desgaste del organismo en la cual, al no ingerir suficientes nutrientes, va perdiendo grasa y músculo de forma brusca y notoria.

Por lo general se dice que la pérdida de peso asociada al cáncer, es aquella en la que se pierde un 10% del peso total en pocos meses y sin esfuerzo alguno, así que vigilar tu peso cada cierto tiempo podría ser una buena opción.

 

Fatiga

La fatiga es posiblemente el síntoma más común y característico del cáncer, y se debe a que el cuerpo al no conseguir los nutrientes que necesita de los alimentos, decide obtener la energía de sí mismo, consumiendo una gran cantidad de masa muscular, que además de reducir el peso, también produce una debilidad y fatiga tan importantes que pueden incluso impedir actividades diarias cómo vestirse o caminar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *